Cargando...

Ahondando  someramente en las circunstancias concretas del caso, cabe contextualizar que el Abogado del Estado, bajo representación de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) interpuso demanda incidental de rescisión de escritura de dación en pago de una deuda otorgada en 2013, habiendo el deudor comunicado en 2012  al Juzgado Mercantil que le correspondiere-en virtud del artículo 5 bis de la Ley Concursal- el inicio de las negociaciones para alcanzar un acuerdo de financiación o para implementar la propuesta anticipada de convenio, manifestando en esa comunicación su estado de insolvencia. El Abogado del Estado acredita como causa petendi el perjuicio para la masa activa; además vulnerador de la par conditio creditorum.

En Primera Instancia se desestimó dicha demanda al entenderse que resultante de la operación, se redujo la masa activa del concurso, pero, al mismo tiempo, se había reducido en el pasivo el importe de las cuotas y los gastos de mantenimiento. Posteriormente, la AEAT apela la Sentencia y la Audiencia Provincial estima el recurso entendiendo que la cesión es injustificada y perjudicial para la masa activa debido a la sustracción del patrimonio de la concursada los derechos de explotación de de las once plazas de garaje cuya titularidad ostentaba, lo que provocaba, a su juicio, el beneficio de uno de los acreedores en detrimento de los demás integrantes del activo. 

Más tarde, el deudor recurre en casación considerando que se ha apreciado erróneamente la Audiencia Provincial el perjuicio y la existencia de un sacrificio patrimonial injustificado en la dación objeto de demanda. El Tribunal Supremo estima el recurso basándose en que un pago realizado en el periodo sospechoso de de dos años previos a la declaración de insolvencia, siempre y cuando esté vencido y sea exigible, goza -generalmente- de justificación, no constituyendo perjuicio para la masa activa; lo que no posee carácter excluyente de que en otros casos puedan concurrir circunstancias excepcionales que arrebaten la justificación a algunos de los pagos. 

Link de la Sentencia: STS 1923/2018, de 30 de mayo